Noticias

23 Feb 2021 14:00
Incremento de videollamadas por Zoom durante pandemia ha disparado el uso del botox y las cirugías estéticas
Usuarios de Zoom aseguran que pasan más tiempo pendientes de su rostro que de la conversación. Foto: Atikah Akhtar - Unsplash.

La cuarentena por COVID-19 ha tenido un impacto importante en diferentes sectores como lo son las cirugías plásticas por el tiempo de recuperación con el que se cuenta. En esta industria también se presenta el nuevo “Efecto Zoom”, en el que el uso del botox ha crecido. Ahora las personas pasan más tiempo viendo su rostro, y las imperfecciones, en la pantalla de videollamadas.

Según New York Post, esta es la primera vez que las personas se ven a sí mismos sonreír, reír y hacer muecas en reuniones laborales. Esta faceta no siempre resulta halagadora para los usuarios que ven como solución más sencilla aplicar botox.

El cirujano Jorge Planas explica a El Periódico que las solicitudes de intervenciones estéticas con o sin bisturí han aumentado entre 30 y 40% en países como España. El mismo especialista asegura que 48% de la población está más pendiente de su aspecto que de la conversación en la videollamada.

El cirujano plástico Kevin Tehrani explicó que antes de la pandemia el 30% de las personas solicitaban intervenciones con botox, y en la mayoría de los casos estas personas buscaban cambios de cuerpo completo. Ahora el 50% de los pacientes están enfocados en cambiar únicamente su rostro.

Especialistas aseguran que la relación de las personas con verse en las pantallas es cada vez más peligrosa. Esto ya se había notado con la aparición de selfies y ahora con el “Efecto Zoom” en la cuarentena por COVID-19. (I)