Las lágrimas que vimos en Jennifer Aniston durante el encuentro especial de “Friends”, transmitido por HBO Max el pasado 27 de mayo, fueron pocas, pues la actriz reveló en una entrevista reciente que “no podía dejar de llorar” durante los días que compartieron en el set ubicado en los estudios de Warner Bross.

La actriz inmortalizada para siempre con el personaje de “Rachel Green” confesó que la reunión fue más deprimente y nostálgica de lo que esperaban y que hubo un momento en que todos se quebraron, menos David Schwimmer, el más fuerte de todos.

“Creo que realmente nos deprimió mucho más de lo que esperábamos porque en tu mente piensas: ‘Oh, esto será muy divertido para viajar en el tiempo’. Pero resulta que ‘oh, no, es un poco difícil viajar en el tiempo porque volviendo a una época”, comentó evocando una profunda tristeza.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Friends (@friends)

El hecho de que todo el set de grabación estuviese exactamente igual a como lo dejaron 16 años atrás fue una de las cosas más impresionantes. “Regresar allí es nostálgico de una manera que también es un poco melancólica, ya sabes, porque muchas cosas han cambiado y todos hemos tomado caminos diferentes, fáciles y algunos no tan fáciles”, explicó.

Jennifer era una de las que temían hacer el reencuentro por no arriesgar la reputación y el legado que construyó la serie. ““Fue brutal y tampoco podías apagarlo. Había cámaras en todas partes y no podía dejar de llorar. Hubo un momento en el que todos éramos un charco. Quizás David no (lloró), no creo que hayamos roto a David. Pero incluso LeBlanc se rompió en un momento”, detalló según reseña La Tercera.

(E)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS