La Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) levantó la tarde del domingo la prohibición de consumir el agua directamente del grifo en Quito, luego que desde horas de la mañana recomendara evitar su uso para cocinar.

En un comunicado, la Epmas-Agua de Quito informó que "tras la inmediata intervención técnica" se logró "detener la contaminación en la captación de agua afectada por el derrame de combustible ocurrido la mañana de este domingo 22 de agosto".

El organismo explicó que se realizó "un minucioso análisis de la calidad del agua que abastece las plantas de tratamiento Bellavista y Paluguillo, con el fin de garantizar la calidad del consumo".

Por esta razón, una vez verificada la calidad del agua, "Epmaps levantó la alerta de prohibición de consumo que fue declarada para los barrios del norte de la ciudad y parroquias nororientales".

Señala el reporte que mientras se continúan los trabajos de "remediación ambiental", la captación San Juan continuará suspendida, sin afectar el abastecimiento del líquido en la ciudad.

Evaluación de calidad del agua en Quito

Los resultados de los dos primeros análisis de calidad de agua en Quito no registran contaminación, sin embargo el Municipio de Quito informó que se continúa monitoreando todo el sistema de captación y distribución, y que el proceso de evaluación de tanques durará 48 horas.

La madrugada de este 22 de agosto se produjo el accidente de un tanquero que derramó diésel en el km 27 de la vía Pifo -Papallacta.  El COE empresarial se activó para atender un derrame aproximado de 8 mil galones de diésel. "Esto ocasionó que se contamine una captación denominada San Juan, en Papallacta", explicó en rueda de prensa Luis Collaguazo, gerente de @aguadequito.

(I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS