Que la piel sea un lienzo, un mural artístico, es opción para gente de gustos excéntricos. Pero llegar a tener un tatuaje de ojos raya en los extremos. Es someterse a riesgos de salud tan graves como poder perder hasta la visión.

Vimos cómo luce la modelo de Brasil, natural de Seropédica, Río de Janeiro, Natalia Braga. Sus ojos se ven negros completamente, nada que sea compatible con lo estético. Braga sueña con ser miss Universo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Nathy Braga (@nathynolasco)

Conoce, con argumentos médicos, los riesgos que acarrea esta “moda”. La Asociación Americana de Optometría, en 2016, condenó  inequívocamente la práctica, porque pone el riesgo de infección, inflamación e incluso ceguera, informó BBC.

El tatuaje en los ojos, o "tatuaje escleral", es una de las modalidades más extremas de estética. Consiste en que la esclerótica, que es la parte blanca del ojo, adquiera cualquier tonalidad, morada, azul, verde, roja….o incluso negra, explica el Instituto Oftalmológico Dr Giménez.

La Academia de Oftalmología estadounidense enumera 7 potenciales peligros:

  1. Visión disminuida o ceguera total
  2. Desprendimiento de retina
  3. Infección producida por la inyección de la tinta
  4. Constante inflamación del ojo
  5. Sensibilidad a la luz
  6. Sensación permanente de cuerpo extraño en el ojo
  7. Pérdida total del ojo

Desde el site del Dr Giménez apuntan dos peligros más: “También se corre el peligro de que la tinta se propague sin control por el globo ocular generando desde una alergia más o menos grave hasta un oscurecimiento de la visión.

O puede ocurrir a que el ojo rechace la tinta, lo que da lugar a lugar a complicaciones que van desde las erosiones, abrasión persistente o incluso ulceración ocular”.

En noviembre de 2019 se dio a conocer el caso de una influencer que perdió temporalmente la visión tras tatuarse.

Amber Luke continúa con esta práctica, pese al incidente de hace dos años. Foto: Instagram @amber_luke666

Así recuerda el suceso Milenio: Amber Luke fue noticia internacional luego de que se quedara ciega por varias semanas tras teñirse los ojos de color azul, en Nueva Gales del Sur, Australia.

El procedimiento que duró al menos 40 minutos y que según contó fue "el más doloroso" que ha experimentado hasta el momento, es, dijo, sólo un incidente del que no se arrepiente, pues para el próximo año espera llenar todo su cuerpo con tatuajes.

La influencer, quien se hace llamar Blue Eyes White Dragon (Dragón Blanco de Ojos Azules), contó para Barcroft Media que sintió como si le frotaran el ojo con fragmentos de vidrio. (E)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS