Eliana Cuchietti y Nazareno Fernández eran una pareja “normal” hasta que al callcenter que administran llegó Maira Fernández. Todo cambio. Desde hace 4 años viven juntos. Foto: Instagram @nachociudadela

En estos tiempos tan complejos, agravados por la pandemia del covid-19, el amor también pasa por sus crisis. Pero, desde hace unas tres semanas un caso en Argentina lleva a pensar si este sentimiento murió o el “querómetro”, término que en una canción hace alusión a un “sensor” de afectos, se transformó y sus mediciones no son las tradicionales. Desde el país sureño dos mujeres y un hombre vuelven a poner en perspectiva al poliamor.

"Tenemos una relación de poliamor y de tres. No mantenemos una relación abierta, no somos swingers. Somos un trío y nos amamos". Esa fue la confesión de Nazareno Fernández, quien en Mendoza ( Argentina) vive bajo un mismo techo con dos mujeres, Eliana Cuchietti y Maira Fernández.

Nazareno y Eliana eran marido y mujer… una pareja considerada estable y manejaban juntos un callcenter, pero la aparición de Maira en el negocio (y en sus vidas), como ayudante, trastocó el mundo conyugal. "Empezamos a ver que sentíamos cosas que no entendíamos", afirmó Maira al diario Los Andes.
La "fantasía" de muchos hombres la vive Nazareno, a quien pudieran “envidiar” por su relación. El protagonista de esta historia remató que "empezó todo como una relación laboral, luego de amistad, y ahora, de amor".

Al principio, han contado a la prensa, "cuando todos advirtieron que entre ellos había atracción física y amorosa, faltaba saber quién se animaba a expresarlo primero. Y aunque ninguna de las dos había tenido antes una relación homosexual, fueron ellas las que lo hicieron, y de un modo particular: con un beso en la boca, con sabor a vino, frente a los ojos de él". Y así inició todo hace 4 años.

Las condiciones de las relaciones poliamorosas son las mismas que lo que se entiende como relación de dos, decía la especialista Silvia Congast para RTVE España. Foto: : Instagram @nachociudadela

El término poliamor  anda de boca en boca últimamente y nos lleva a mirar cómo es esto que vive esta “trieja”. “El poliamor, definido como las relaciones sexoafectivas de más de dos personas; la anarquía relacional, que rechaza encasillar los vínculos en categorías, y las relaciones abiertas son algunas formas de "amor libre", más honesto y consensuado, según sus adeptos.
"No es una guerra contra la monogamia si es elegida, sino contra la mononorma, que es la imposición de ese mandato", decía Deb Barreiro activista en Amor Libre Argentina, hace un año  para la AFP.

Para RTVE España, Silvia Congost señaló en entrevista que el poliamor “se utiliza para definir cuando un grupo de personas mantienen una relación afectiva, íntima, emocional y sexual entre ellas. Lo realizan de forma duradera y simultánea. En esa relación, como es obvio, son más de dos. La clave del poliamor es que todos los que están involucrados en esa relación tienen que saber de la existencia del resto de personas”.
Quien acepta y está en una relación poliamorora, explicaba Congost en mayo pasado, sabe que “el amor no tiene por qué estar centrado en una única persona, ese amor se reparte entre todas las personas que conforman la relación. Los poliamorosos defienden que cuando estás con alguien, quieres a esa persona, y quieres lo mejor para ella… Eso puede incluir el ampliar su vida amorosa y sentimental”.

Proponía separar realidades: El poliamor “no es cuando un hombre está casado con varias mujeres ni viceversa. Las relaciones poliamorosas tampoco son un intercambio de pareja.  Tampoco es una relación abierta en la que hay una relación estable y oficial y el resto son puntuales o secundarias, o solo tienen carácter sexual”.

Es nuevo esta práctica en Latinoamérica

Ha sido un boom la noticia de esta relación, divulgada en el diario Los Andes. La agencia AFP recordaba en febrero del año pasado: “En 2017, Manuel Bermúdez, Víctor Prada y John Rodríguez formaron en Medellín la primera unión poliamorosa de Colombia, o la inédita ‘constitución de régimen patrimonial de trieja’. Así, obtuvieron derechos similares a los de las personas casadas, por los que lucharon ante la justicia.
La unión inicialmente iba a ser entre cuatro, pero uno de sus miembros murió. Un fallo que les permitió ser acreedores de su pensión los motivó a constituir la unión legal”.

(I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS