A pesar de los estragos en su rostro por un mal procedimiento estético, la vedette Lyn May fue una mujer hermosa cuando joven. Además, a sus 69 años conserva una figura espectacular y es capaz de contorsionar y estirar su cuerpo con una flexibilidad envidiable.

Lyn May
Foto de Instagram @lyn_may_.

Las fotografías de Lyn May de joven muestran su exuberante belleza. Un cuerpo voluptuoso y un rostro exótico la convirtieron en una de las figuras más populares del llamado cine de ficheras mexicano y la comedia erótica mexicana, en los 70 y 80. Pero, según relata ella misma, a los 30 años y cuando su carrera era boyante, una esteticista le aseguró que le aplicaría Botox para las líneas de expresión y le inyectó aceite para autos y de cocina.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lyn May (@lyn_may_)

De este evento conversó Lyn May con la periodista mexicana Mara Patricia Castañeda. Allí comentó que a raíz de ese evento cayó en depresión, se alejó de los escenarios, estuvo a punto de suicidarse y que buscó diferentes especialistas para revertir el daño a su cara.

En la entrevista, la vedette apareció con muy poco maquillaje. Solo con el delineado de los ojos que tiene tatuado y color rojo en los labios. Sus seguidores elogiaron las imágenes que circularon por las redes sociales, e incluso algunos opinaron que se ve mejor así. (E)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS