La noticia de la salida de Leo Messi del FC Barcelona cayó como un balde de agua fría a los seguidores del club blaugrana. El astro argentino de fútbol estaba ligado al equipo desde los 13 años y vive en la ciudad catalana con su esposa Antonela Roccuzzo. Aun se desconoce qué equipo lo fichará o si tendrá que abandonar la tierra que vio nacer a sus tres hijos.

Messi lleva una vida discreta junto a su esposa y a sus pequeños Thiago, de 8 años, Mateo, de 5 y Ciro, de 3. Según Vanity Fair, la familia lleva un estilo tranquilo y sin excesivos lujos a pesar de las millonarias ganancias del deportista.

Sin frecuentar fiestas VIP ni ostentar automóviles especialmente lujosos, los Messi habitan feliz y apaciblemente en un chalet en Castelldefels en las afueras de Barcelona. Suelen pasear en el campo o ir a la playa y también salen a comer en familia o van al cine de forma privada, reseña el artículo. Todo esto podría quedar atrás, dependiendo del futuro profesional del crack.

Después de que el jueves 5 de agosto el presidente del Barcelona, Joan Laporta, confirmara que no hubo un acuerdo para la renovación de Messi, se empezó a especular que este podría ir al Paris Saint-Germain. El rumor ya se había colado el año pasado cuando la continuidad de Lionel con los culés se puso en duda.

¿Acaso terminará la familia de "La Pulga" dejando atrás su confortable vida en Barcelona para vivir en Francia? O tal vez en Estados Unidos, ya que el argentino en algún momento manifestó su deseo de jugar en la MLS, según la BBC. El tiempo dirá a dónde va a parar uno de los mejores futbolistas de la historia, que hoy es agente libre. (E)

Lea más:

TE RECOMENDAMOS