El juicio por el divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie podría dar un nuevo giro tras revelarse las intenciones de la actriz para quedarse con la custodia total de sus hijos. La ganadora de un Oscar intenta por todos los medios usar el testimonio de sus descendientes sobre la supuesta "violencia doméstica" que habría ejercido Pitt sobre ellos en los dos últimos años de la relación.

Luego de tener acceso a los registros judiciales, The Blast reveló en una reciente publicación que Jolie está dispuesta a facilitar "pruebas" en contra de su expareja de presuntos hechos violentos ocurridos en el pasado. Incluso el medio menciona que hay un documento aparte con el testimonio de los hijos menores de Jolie y Pitt, Shiloh, Knox y Vivienne. Esto último solo será tomado en cuenta si ambos padres otorgan el permiso a la corte para involucrar a los jóvenes.

Por su parte, la defensa de Brad Pitt ha recurrido a una larga lista de testigos. En total tienen previsto llamar a declarar a 21 personas que incluyen a expertos en violencia familiar, psicólogos, expertos en estrés postraumático infantil, un amigo de la familia, una niñera, dos guardias de seguridad y tres asistentes personales, así lo reseña Semana.

Del lado de Angelina Jolie la lista es más corta con solo siete personas. Pero el dato curioso de esta cifra es que se contabilizan a la propia Jolie y a Brad para que suban al estrado. Todo parece indicar que la artista intenta dejar al descubierto a su ex a quien ha señalado de malos tratos cuando ingería alcohol. Este es uno de los problemas que el protagonista de Señor y Señora Smith afirma haber superado.

(E)

TE RECOMENDAMOS