Adele sorprendió a muchos de sus fans al confesar que su nueva figura no la consiguió con una dieta específica, sino con una intensa triple rutina de ejercicios. La cantante británica le contó a Vogue que prácticamente se volvió adicta al entrenamiento en momentos en que sufría de ansiedad.

La artista de 33 años comentó que no adoptó su régimen de training para bajar de peso, sino para volverse más fuerte.

 

View this post on Instagram

 

Una publicación compartida de Adele (@adele)

¿Cómo es la rutina de ejercicios de Adele?

“Me volví bastante adicta. Hago ejercicio dos o tres veces al día", expresó la intérprete de "Rolling in de Deep". Básicamente, esta es su rutina:

  • Ejercicios con pesas por la mañana.
  • Caminata o boxeo por la tarde.
  • Cardio por la noche.

Efectos del régimen de entrenamiento de Adele

Un reporte de Independent en español cita la opinión de John Whyte, director médico de WebMD, sobre la rutina de Adele. La considera excesiva por los siguientes puntos.

  • Los ejercicios moderados son esenciales para una vida saludable. Hacer ejercicio tres veces al día es demasiado.
  • Los ejercicios ejercen presión sobre músculos, huesos y órganos. Hay que darles la oportunidad de sanar después de su uso, de lo contrario su función puede deteriorarse.
  • Exagerar en el gimnasio genera estrés crónico en músculos y cuerpo, y empieza a producirse cortisol. Si este llega a niveles altos, reduce la capacidad de respuesta del sistema inmunológico ante las enfermedades.

 

View this post on Instagram

 

Una publicación compartida de Adele (@adele)

Si bien el experto advierte que exagerar el entrenamiento es perjudicial, Adele parece sentirse muy cómoda con su nueva condición física. (E)

Lea más:

TE RECOMENDAMOS