Las fiestas y reuniones masivas en Quito continúan realizándose  los fines de semana, sin considerar el alza de los casos de contagios de coronavirus que enfrenta el municipio. Este sábado 27 de marzo, la Agencia Metropolitana de Control, en coordinación con la Policía e Intendencia de Pichincha, encontró un evento en el coliseo de Chimbacalle, donde había alrededor de 1.000 personas reunidas, a pesar de la pandemia de COVID.

La gran cantidad de ciudadanos, entre jugadores de voley y asistentes, se encontraban sin medidas de bioseguridad ni distanciamiento, indicó la AMC en su cuenta Twitter, donde compartió las fotos de la multitud.

Ante la falta de conciencia ciudadana, en redes sociales algunos usuarios criticaron el comportamiento de las personas cada fin de semana, cuando se registran fiestas clandestinas.

"La irresponsabilidad en su máxima expresión y luego andan llorando en los noticieros y con todo el mundo de que no les dan atención médica pidiendo prevenirlo", dijo Kleber Soriano; "Y luego están pidiendo cama en los hospitales", agregó Edgar Gavilanes. (I)

TE RECOMENDAMOS