La Unidad de Bienestar Animal Quito reportó el envenenamiento de ocho perros en la parroquia Pifo, en Quito. Foto: @UBA_Quito

Un nuevo caso de envenenamiento de perros se registró en días pasados en la parroquia Pifo, nororiente de Quito. Esta vez fueron ocho las víctimas que murieron a causa de la intoxicación.

El equipo de veterinarios de la Unidad de Bienestar Animal Quito (UBA) el procedimiento de necropsia forense. Esto tras recoger los cuerpos y hablar los vecinos en busca de un posible autor.

Los habitantes de Pifo comentaron al personal de UBA que los cuerpos de los animales fueron encontrados por la mañana. Las cámaras de video del lugar fueron revisadas, pero no se halló algo sospechoso.

El mes pasado ocurrió un caso similar. Otros veinte perros fueron envenenados en el sector de Colinas del Norte, extremo norte de la capital.

Según la Ordenanza Municipal 019-2020, en su artículo 123, se considera como infracciones muy graves “suministrar a los animales cualquier sustancia química o psicotrópica, venenosa o tóxica, así como provocar deliberadamente que la ingiera”. También se prohíbe "sacrificar o causar la muerte de un animal de compañía, sea en forma masiva o individual, sean que estos se encuentren bajo su tenencia responsable o en la de otros”.

Quienes cometan estas infracciones serán sancionados con diez remuneraciones básicas unificadas, es decir, $ 4.000.

(I)

Lea también:

 

TE RECOMENDAMOS