Una enfermera de Carolina del Norte, en Estados Unidos, se ganó un millón de dólares en la lotería y lo invertirá comprando una casa. Todavía no se lo cree, pero tras recibir el premio dijo que se tomará un tiempo para pensar bien el lugar donde estará ubicada su nueva saca, publica Milenio.

La afortunada enfermera, una de las trabajadoras de salud que combate en primera línea contra la pandemia, se llevó la suma al ser elegida entre 513 personas que participaron en el sorteo de la Supreme Riches de la Lotería de la Educación a nivel nacional.

"Creí que era una estafa. ¡Estaba un poco molesta en realidad! Pensé que no era real, que no podía ser real. Todavía es algo en lo que realmente no creo, todavía estoy en shock aquí ", comentó Terri Watkins, que decidió llevarse el premio total a su casa en vez de 50.000 pagos mensuales como suelen hacer algunos ganadores.

Watkins se mostró muy satisfecha pues el premio significa una gran ayuda para compensar lo vivido en estos meses de pandemia. “Estoy muy agradecida. Había estado orando por algo que me ayudara con esta situación. Realmente es algo grandioso. He sido muy bendecida", dijo. (I)

TE RECOMENDAMOS