La Casa Blanca se transformó con una terrorífica decoración para recibir, como todos los años, a los niños. El presidente Donald Trump y su esposa Melania, recibieron a los niños que se lucieron con ingeniosos disfraces. Pero dos niños en particular lograron eclipsar a la pareja presidencial: disfrazados de mini Trump y mini Melania, ellos fueron el centro de atención en la tradicional repartición de dulces.

Trump y Melania Trump disfrutaron la visita de los niños que los "eclipsaron" con sus disfraces en Halloween. Foto: AFP

Miles de calabazas decoraron la entrada de la residencia presidencial, además de luces espeluznantes y cientos de caramelos para regalar a los niños que acudieron acompañados por sus padres. La primera dama Melania Trump compartió las fotos de la terrorífica celebración en su cuenta Instagram.

El diario El Español reseñó que en la visita de los niños en búsqueda de "dulce o truco" se encontraron con una Casa Blanca en penumbras, apenas alumbrada por las luces naranja que salían de las calabazas. Las columnas que definen la arquitectura de la imponente mansión estaban llenas de hojas secas. Signos de que el otoño llega con el Día de los Muertos. (I)

TE RECOMENDAMOS