El sistema inmunitario de nuestro organismo está diseñado para recordar. Cuando se administra una o más dosis de una vacuna contra una enfermedad concreta, las personas quedan protegidas contra ella. Pero, ¿cómo funcionan las vacunas contra la COVID-19?

Si bien el tiempo de protección de una vacuna suele ser de años, en el caso de las vacunas contra la COVID-19 «es demasiado pronto para saber la duración de la inmunidad que confieren y hay que seguir investigando para responder a esta pregunta», indica la Organización Mundial de la Salud (OMS). En líneas generales, las vacunas contra las enfermedades funcionan así:

  • Reconocen al microbio invasor (por ejemplo, un virus o una bacteria).
  • Generan anticuerpos, que son proteínas que nuestro sistema inmunitario produce naturalmente para luchar contra las enfermedades.
  • Recuerdan la enfermedad y el modo de combatirla. Si, en el futuro, nos vemos expuestos al microbio contra el que protege la vacuna, nuestro sistema inmunitario podrá destruirlo rápidamente antes de que empecemos a sentirnos mal.
  • Son una forma ingeniosa e inocua de inducir una respuesta inmunitaria sin causar enfermedades.

¿Cómo funcionan las vacunas contra la COVID-19?

La Unicef explica en forma sencilla en un corto video de 46 segundos, cómo funcionan las vacunas contra la COVID-19.

En Ecuador se administran actualmente tres vacunas: la de los laboratorios de Pfizer/BioNtech, AstraZeneca y Sinovac, mientras que en poco tiempo se espera la llegada al país de seis millones de dosis de la vacuna china de CanSino.  Las tres primeras requieren la aplicación de dos dosis y la última es de una sola dosis. Todas tienen un alto nivel de efectividad para prevenir la gravedad de la enfermedad y la hospitalización. (I)