perro liberado
La mitad de cuerpo de Lucas quedó en medio de las varillas. Foto: Bomberos de Quito.

Los perros aman perseguir a otros animales y ‘Lucas’ no quiso ser la excepción al ir detrás de unas palomas en el parque San Juan de Calderón, norte de Quito.

El peludo de tamaño grande llamado Lucas, el 11 de septiembre, como un día habitual decidió ir tras ellas sin imaginar lo que le podía pasar.

La adrenalina y emoción del can no le permitieron avizorar que se dirigía hacia una puerta de rejas mientras corría muy veloz atrás de las aves.

La mitad de cuerpo de Lucas quedó en medio de las varillas, sus propietarios al pecarse decidieron llamar a los bomberos.

Al llegar los voluntarios de la Casaca Roja lo liberaron de la manera más rápida que encontraron, colocándole primero una correa para luego con una herramienta lograr dañar la verja y así sacar al perro sin ningún rasguño.

Una vez fuera los bomberos verificaron que el perro no presentara daños en su cuerpo, al estar todo en orden, lo entregaron a sus respectivos dueños. (I)

Lea además:

TE RECOMENDAMOS