Solo faltan cuatro años para que la asesina de Selena Quintanilla, Yolanda Saldívar, tenga la posibilidad de optar por una libertad condicional tras haber cumplido 26 años prisión por haberle disparado a la reina del tex-mex el 31 de marzo de 1995.

Así lo reseñó el portal People en Español, que cita al Departamento de Justicia Criminal de Texas quien especifica que aunque la encarcelada fue sentenciada a cadena perpetua, podría obtener libertad condicional debido a su buen comportamiento.

Sin embargo, el padre de la fallecida cantante, Abraham Quintanilla, considera que Yolanda corre un gran peligro de ser asesinada en la calle por el resentimiento que miles de fanáticos aun sienten hacia ella. “Hay mucha gente loca y la pueden matar", confesó, según detalla el medio.

Saldívar actualmente tiene 60 años y paga condena en Gatesville, Texas. Conoció a Selena en 1991, luego de que la hermana de la intérprete le confiara la presidencia de su club de fans. Demostró ser tan eficiente y de confianza que se convirtió en su asistente y manejaba las boutiques que la artista inauguró antes de morir.

Sin embargo, meses antes de cometer el crimen la familia Quintanilla descubrió que Yolanda estaba robando y engañando a los seguidores de la cantante. Aunque no la denunciaron, ella se obsesionó tanto por regresar a la vida de Selena que la citó con la intención de entregarle las cuentas y allí decidió acabar con su vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Selena (@selenaqofficial)

(E)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS