Una pequeña tamandúa mexicana, una especie de oso hormiguero, se convirtió en la nueva víctima de las quemas agrícolas que amenazan la vida de la fauna silvestre en Ecuador. Tras varios días sufriendo por las quemaduras de primero y segundo grado, su cuerpo no aguantó más y murió.

La pequeña fue rescatada por un jornalero que la encontró acurrucada y resignada a morir, así lo explicaron en un video compartido por la cuenta en Instagram del Proyecto Sacha, que se encarga de la conservación de la fauna silvestre. El material audiovisual es desgarrador, se puede ver las graves quemaduras que sufrió la tamandúa y los esfuerzos de los veterinarios por salvarla.

Su lucha por sobrevivir duró pocos días, falleció a pesar de los intentos para que se recuperara. La fundación informó que tras hacer la necropsia encontraron su tráquea y pulmones llenos de partículas negras, al parecer estuvo tratando de comer porque en el estómago también encontraron piedras negras.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Proyecto Sacha (@proyectosacha)

La organización alertó que desde el mes de junio a diciembre se cosecha caña de azúcar y la quema de la vegetación para preparar el terreno a la que recurren algunos agricultores, no está prohibida por lo que los animales están en riesgo de sufrir el mismo destino que la pequeña tamandúa. (I)

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Proyecto Sacha (@proyectosacha)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS