Un niño de 9 años tuvo que ser operado de emergencia en Escocia, luego de tragarse unos pequeños imanes, mientras hacía un reto viral en TikTok. Jack McGeoch comenzó a vomitar y a presentar un fuerte dolor estomacal. Cuando llegó con su madre a la emergencia del hospital, una ecografía reveló que tenía los objetos alojados en el intestino.

El pequeño escocés no tenía intención de tragarse los magnetos, solo pasar el absurdo reto de simular que tenía perforaciones en su lengua. Por accidente ingirió las seis esferas de acero que le bloquearon el intestino y por poco hacen que muriera. El medio digital Pulzo dijo que la madre,  Carolann McGeoch, tuvo que firmar una autorización a los médicos que realizaron la cirugía de alto riesgo para el menor.


Después de este lamentable episodio, Jack no volverá a ser el mismo. Durante la operación que tardó 4 horas, los doctores del Royal Hospital for Children en Glasgow le removieron el apéndice, el intestino delgado y 30 cm de su intestino grueso. "Todo por unos imanes tontos”, dijo entre lágrimas la aturdida madre del niño.

“Cinco días después de la cirugía, Jack solo consume líquidos, no puede caminar sin ayuda y no es el niño pequeño que era hace una semana”, agregó la madre tras exhortar a los padres a vigilar a los menores que usan las redes sociales, para evitar este tipo de accidentes. También a tener precaución cuando compran juguetes imantados o de pequeñas figuras a sus niños. (I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS