Pagó para verse más linda. Quería aumentar sus glúteos y de manera clandestina se dejó "operar" por una mujer. Pero todo empezó mal y terminó en tragedia cuando en la habitación de un hotel en Valledupar (Colombia) y tras inyectarle una sustancia la paciente empezó a sentirse indispuesta. Luego de la operación de glúteos, no reaccionó y una amiga la llevó a una clínica verdadera, a la que llegó muerta.

La víctima fatal de esta cirugía clandestina de glúteos fue una venezolana de 28 años, a quien identificaron como Seni María Guerra. La cirugía fue la segunda a la que se sometió, en  corto tiempo, reseñó el medio Pulzo

El procedimiento fue realizado por una mujer a la que se conoce solamente como "Mildreth", agregó Blu Radio. Tras conocerse el fatal hecho, las autoridades de Valledupar clausuraron por averiguaciones, el hotel Los Cardones, donde en la habitación 108 se dejó "operar" la venezolana.

Inés Urbaneja, la madre de Seni, citada en pulzo.com, declaró que su hija, hacía unos días, se había sometido a un procedimiento en el busto, y que en ese momento tenía “los senos inflamados”.

“No sé cómo ella (la esteticista) al verla en esas condiciones le volvió a colocar eso. Conseguí una bolsa negra entre las cosas de mi niña y miré muchas inyecciones vacías y otras llenas", aseveró.

(I)

Lea también: 

TE RECOMENDAMOS