Ocho años viviendo en Ecuador tenía Janeth Juliana Henao Gallegos, la mujer asesinada en Guayaquil hace una semana. Al país llegó desde su natal Caldas, un departamento de Colombia. Hoy ambos países están pendientes de este femicidio que involucra a un supuesto abogado. Henao tenía 34 años y contaba con doble nacionalidad, ecuatoriana-colombiana.

En Guayaquil se desempeñaba como trabajadora sexual y el jueves 14 de octubre, hace una semana, salió a cumplir con un servicio para el que había sido contactada.

Janeth Juliana tenía novio, quien al ver que no volvía a casa, y tras preguntar a las amigas de Henao sobre el paradero de su pareja, decidió reportar su desaparición el viernes 15. Ante la policía e instancia fiscal, el hombre dijo que la mujer no contestaba ninguna llamada a su celular.

Macabro hallazgo de Janeth Henao Gallegos

Janeth Juliana Henao salió el 14 de octubre a trabajar. Iba a la zona norte de Guayaquil. Dos días después las autoridades la hallaron sin vida en una vivienda de la ciudadela Álamos Norte, de la ciudad porteña. La mujer caldense fue atacada con arma blanca. Al parecer, hubo ensañamiento.

El oficial Jefferson Valladares, jefe subrogante del Distrito Modelo, declaró el sábado 16 vde octubre que ya se tenía identificado al presunto autor del femicidio y que era una escena compleja porque hay diversas evidencias, como manchas de sangre en varios sitios de la casa, publicó El Universo.

Tenemos el nombre de quién la contrató esa madrugada, agregó Valladares y no era un dato menor. Todas las sospechas ya recaían sobre esa persona.

Quién es el detenido por el femicidio

Sobre el presunto responsable del macabro femicidio, las autoridades guayaquileñas iniciaron el rastreo de un abogado prestigioso en Guayaquil, quien es el propietario del inmueble en el que encontraron muerta a la mujer, indicó La FM.

Las pesquisas dieron rápido con el sospechoso, a quien hallaron en un hotel de Quito, la madrugada del miércoles 20 de octubre.

La Policía y la Fiscalía de Ecuador lo identificaron como Gabriel J. En redes sociales la aprehensión del presunto homicida ha causado interés.

De Gabriel Jácome Espín han afirmado que llegó a ser fiscal. Han tuiteado un diploma que recibió, supuestamente, por ser representante de derechos humanos. (I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS