Una dolorosa y dantesca escena fue lo que encontró una madre paraguaya al regresar de su trabajo. La mujer encontró a su niño de 2 años muerto y tapado con una sábana blanca. Al lado del cuerpecito estaba una nota que decía: “Lo siento. Su hijo vio algo que no debía ver”. En el oscuro mensaje también decía que su otro hijo, de 14 años, había sido secuestrado.

Este trágico y dramático hallazgo, que sucedió este miércoles 1 de septiembre, hizo que la madre desesperada llevara a su hijito al hospital, pero el deceso tenía varias horas. Los médicos que atendieron la emergencia, determinaron que su muerte fue por asfixia, según la reseña de Noticias Caracol.

La policía inició rápidamente la búsqueda del menor desaparecido. En las primeras investigaciones realizadas con los videos de las cámaras de seguridad del lugar, dieron con que el joven de 14 años salió solo de su vivienda. Luego fue encontrado cuando caminaba desorientado por una vía y lo enviaron a revisión médica.


Horas después, el adolescente en estado de pánico hizo una confesión aterradora: Mató a su hermano por accidente cuando jugaban. En medio del retozo, puso la almohada sobre el rostro del pequeño, sin percatarse que lo estaba asfixiando. Atemorizado, se inventó la historia de la nota y huyó de la casa. (I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS