Un niño se salva milagrosamente luego que una bala perdida impactara en el crucifijo que portaba sufriendo solamente heridas superficiales en su pecho a pocos minutos de finalizar la Noche Vieja, en la provincia argentina de Tucumán, informa el portal Aciprensa.

El suceso causó asombro en la población y los medios lo catalogaron de milagro de Año Nuevo tras ser publicadas las fotos del crucifijo dañado por el impacto de bala en las redes sociales. Según el parte oficial el hecho ocurrió cerca de las 22:00 horas y se informó que el menor de nueve años ingresó al hospital con herida de tórax producida por arma de fuego.

A los 48 minutos, tras ser examinado por los médicos, fue dado de alta y salió con su padres a continuar la celebración de fin de año, pero en el informe no se revelan detalles de porqué el disparo no causa daños mayores a la humanidad del menor.

Sin embargo la familia confirmó a los periodistas, con imágenes, que el pequeño se salvó gracias a que la bala se estrelló contra el crucifijo que llevaba colgado en el pecho. “En las imágenes se puede observar el crucifijo con un orificio en el centro junto al proyectil usado. Otra fotografía muestra a una mujer cargando en sus brazos al menor, frente al hospital”, señala el portal. (I)