Los participantes de “El poder del amor” tuvieron que abogar por un mejor ambiente en el reality y sentar a Mare Cevallos y Andrés Salvatierra a expresar sus puntos de vista, a mirarse fijamente a los ojos y a conversar para resolver sus diferencias, luego del beso que el boliviano se dio con Andrea.

El concursante alegó que era una persona muy rencorosa y todo lo sucedido con la mentira que la ecuatoriana sostuvo sobre el beso con Miguel afectó sus sentimientos y hasta su manera de verla. Además, los constantes conflictos y explosiones de ella le generaron miedo y de allí que quisiera alejarse.

Foto captura de pantalla.

Andrés agregó que hubo un momento durante la reconquista que le pidió que dejaran las cosas así, pues ya se había cansado de los problemas y su inestabilidad. Además, le prometió que en el momento en que se dio el beso con Andrea, se le olvidó que ella estaba detrás viéndolos debido a la presión que le tenían las otras chicas, aunque Mare le refutó que no era suficiente excusa.

Los chicos pusieron al boliviano contra la espada y la pared y le insistieron en que debía hablar con Andrea para aclarar las cosas con ella y evitar que se ilusionara en vano. Sin embargo, él no se mostró convencido acerca de con cuál de las chicas se quiere quedar.

(E)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS