El lunes 2 de noviembre el Ecuador  se reencontrará con sus muertos. Pero, como muchos países latinoamericanos, tendrá un inusual Día de los Difuntos debido a las restricciones que ha impuesto la pandemia de COVID-19.  Indica el diario El Mercurio que la tradición de visitar los cementerios será la que menos se cumpla. Apenas un 10% de los 221 cantones del país abrirán sus camposantos.

En Ecuador las familias, campesinas e indígenas sobre todo, acostumbran acudir a los cementerios el Día de los Difuntos para compartir con sus seres queridos fallecidos los platos típicos de este feriado. La colada morada con las guaguas de pan son los principales alimentos. La creencia indica que en esta fecha el alma de los muertos regresa al mundo de los vivos para el reencuentro entre familiares, señala El Mercurio.

La tradición señala que en esta visita a los camposantos incluye un menú de los platos favoritos del muerto, además de la colada morada y las guaguas de pan. Sin embargo, ante la imposibilidad de acudir a los cementerios se espera que los ecuatorianos conmemoren la fecha en sus hogares, recordando a sus fallecidos en el calor de la familia.

Los ecuatorianos también tienen opciones para recordar a sus difuntos. La ciudad de Quito, donde hay 70 cementerios pero estarán cerrados, el municipio ofrece alternativas turísticas que cumplen con las normas de bioseguridad. Uno de esos espacios es la Mitad del Mundo. Además de la gastronomía, los visitantes al lugar podrán disfrutar de la celebración de rituales, venta de artesanías y recorridos por museos. (I)

TE RECOMENDAMOS