“Me temo que tu bebé tiene síndrome de Down”, esas palabras pueden resultar impactantes para cualquier padre primerizo. Para Evgeny Anisimov fueron suficientes para comenzar a investigar sobre este trastorno genético y así ayudar a su recién nacido.  

Sin embargo, su pareja no lo tomó igual. La madre del pequeño no estaba preparada para esta responsabilidad y decidió dejarlo solo. “Traté de convencerla de que juntos podíamos superar esto, pero el conflicto nos separó”, recuerda el joven padre, de 33 años, oriundo de Rusia al portal Bright Side.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Diario ABC (@abc_diario)

Durante una entrevista que le concediera Evgeny a la fundación para niños con síndrome de Down en Rusia, Pravmir , comentó que tras conocer el diagnóstico esa misma noche cuando llegó a su casa comenzó a buscar en internet.

"Sólo recordaba una terrible fotografía de un libro de texto escolar soviético sobre biología. Me conecté a Internet y busqué en Google. Aprendí que en Europa las personas con síndrome de Down están bien socializadas, pueden vivir y trabajar de forma independiente", explicó.

No juzga a la mamá del pequeño

Recuerda que durante el embarazo todo iba bien, en las visitas mensuales al médico nunca hubo una alarma sobre la situación del bebé.  Si recuerda que en una oportunidad el doctor les dijo que el grosor de la zona del cuello era un poco alejado de lo normal, "pero esto solo no es un indicativo de que tu hijo tendrá síndrome de Down".

Asegura que entiende que la madre del niño estaba asustada al momento de decidir dejarlo y no la juzga por ello. Espera que su historia sirva de ejemplo y apoyo para otros padres que puedan estar en la misma situación.  “Hago hincapié en que soy un hombre normal, no una especie de héroe”, resalta Evgeny.  

(I)

Lea también 

TE RECOMENDAMOS