corrupción
El presidente de la República planteó no solo enviarlos a prisión, sino que se devuelva lo robado. Foto: Guillermo Lasso.

La mañana de este lunes 13 de septiembre, el Gobierno Nacional y la Organización de Naciones Unidas (ONU) suscribieron un acuerdo para la lucha contra la corrupción.

En el evento desarrollado en el Palacio de Carondelet, en Quito, participaron el presidente Guillermo Lasso, el canciller Mauricio Montalvo, la coordinadora residente del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Matilde Mordt y el secretario de Administración Pública y Gabinete, Iván Correa.

"Sigo esperando que la señora fiscal actué con la rudeza que se necesita, hay muchos casos que el Ecuador debe conocer. Tienen que estar en la cárcel los corruptos, no pueden estar disfrutando en el exterior o en el Ecuador con dinero mal habido", reconoció el primer mandatario.

El presidente de la República planteó no solo enviarlos a prisión sino que se devuelva lo robado, aseguró que son 70 millones de dólares los que han sido robados en estos últimos 14 años de gobierno.

El memorándum firmado permitirá implementar diversas medidas cuyo objetivo sea prevenir y combatir la corrupción. Además, de promover una gestión eficiente, eficaz y transparente.

Estas son las áreas de cooperación en las que se trabajará

El acuerdo contra la corrupción mantendrá nueve áreas de cooperación, entre ellas se encuentran:

  • La prevención de la corrupción y fortalecimiento de la gestión pública.
  • Promoción del gobierno abierto.
  • Detección, investigación y enjuiciamiento de la corrupción.
  • Asistencia técnica para la identificación y recuperación de activos.
  • Fortalecimiento del sistema estadístico nacional.
  • Gestión y análisis de la información para medir y monitorear la corrupción
  • Revisión de gestión y finanzas públicas, sistemas de compras y contrataciones y simplificación de trámites.
  • Generación de alianzas y fortalecimiento de las capacidades de la sociedad civil, medios de comunicación y sector privado.
  • Promover una mayor responsabilidad social y compromiso cívico para construir una cultura de integridad y ética en los sectores públicos y privados. (I)

Lea además:

TE RECOMENDAMOS