Era de noche y una joven era agredida sexualmente en una calle de Cayo Hueso en Florida, Estados Unidos. Un hombre que trabaja con Uber la socorrió quitándole al agresor de encima y la montó en su carro. La mujer estaba convencida de que el sujeto era su salvador, pero cuando avanzaron unas calles, fue víctima de otra violación. El suceso ocurrió el pasado 10 de septiembre

Unos policías encontraron a la víctima caminando desnuda de cintura para abajo por una calle. De inmediato, fue trasladada a la emergencia de un hospital de la ciudad, reseñó la agencia EFE en una publicación.

Gracias a los videos que captaron las cámaras de seguridad y la del teléfono de la víctima, la policía pudo identificar a los responsables de ambas violaciones.

El teléfono celular de la mujer fue encontrado en la calle y sirvió como evidencia y para saber el trayecto de la mujer. El hombre que presuntamente la salvaría llamado Kerry Calvin Gasag, de 37 años, dijo a las autoridades que manejaba su automóvil y vio a una pareja teniendo relaciones en la calle. Señaló que la mujer le pidió que la llevara al lugar donde se alojaba, luego pararon en un punto turístico para tener relaciones sexuales, pero las evidencias audiovisuales demostraron que la mujer fue llevada allí a la fuerza y trató de zafarse de su violador.

Gasag y el otro agresor identificado como Jorge Calderón Núñez, de 30 años, fueron acusados por el delito de violación. (I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS