En numerosas ocasiones se puede creer que hay cosas que resultan imposibles que sucedan, pero a veces la realidad sorprende. Como le ocurrió a una madre y a su hija de tres años, que se encontraban presenciando un espectáculo de avionetas cuando de repente una de las aeronaves se desplomó encima de ellas.

El hecho ocurrió en la ciudad de Córdoba, en Argentina. La propia madre, Jessica Acuña, de 27 años, contó cómo vivieron el accidente, donde, milagrosamente, salieron ilesas. Estaban observando el show, pero en un momento una avioneta empezó a descender con dirección a ellas. Pensó que retomaría su vuelo de nuevo, pero no fue así.

El piloto de la avioneta, Fernando Endrigo, no logró encender el motor y se desplomó hasta estrellarse contra el pavimento, el mismo donde estaban Jessica y su pequeña. Ambas terminaron bajo la aeronave destrozada. La madre abrió los ojos y vio a su hija inconsciente a su lado.

Más tarde, los vecinos auxiliaron a las víctimas y fueron trasladadas a un hospital. A la niña la dieron de alta más adelante, pero a Jessica la dejaron internada a la espera de una intervención, puesto que tuvo una fractura de cadera, según La Kalle.(I)

Leer también

TE RECOMENDAMOS