La sociedad consternada protestó frente al lugar donde ocurrió el dantesco hecho. Foto: Red Condorvisiontv.

Salió de su casa muy temprano sin siquiera imaginar el hecho tan macabro del que iba a ser víctima; solo en una mente pervertida podría caber tanta crueldad. Lizbeth Bonilla, una joven de 20 años estaba embarazada. Fue violada, su rostro desfigurado y recibió heridas de gravedad que la mantienen en estado crítico.

Su caso tiene consternados a los moradores de la parroquia Puerto Bolívar, de Machala, provincia de El Oro. MP Noticias publicó que la joven salió de su casa el miércoles 26 de mayo con destino a la casa de salud donde se cuidaba su embarazo de 13 semanas. Horas después fue encontrada en un solar vacío ubicado frente de la sede Movimiento de Mujeres de El Oro y del barrio González Rubio.

Habría sido herida con un machete y al momento de ser encontrada por un chambero, alcanzó a decir que había sido atacada por un sujeto de nombre “Lunita”. Estaba desnuda, salvajemente golpeada, con signos de violación y profundas heridas en la frente, pómulos y cuello.

“El cuadro (de la joven) es de pronóstico reservado, esperamos que evolucione en las próximas horas. Registra lesiones cortopunzantes en la cabeza y cuello, lesiones en el cráneo… que pudieron haber causado la muerte”, explicó Said Ochoa, director médico del hospital Teófilo Dávila, de Machala, informó Machala Móvil. Los médicos del hospital Teófilo Dávila informaron que el feto ya no tiene vitalidad, pero aún no puede ser extraído por el riesgo que representa para su salud.

Al llegar al hospital fue intubada de manera inmediata y lucha por su vida. Entre tanto, el presunto agresor Marco Antonio L. M., alias “Lunita", fue detenido por la policía, bajo la formulación de cargos por el delito de feminicidio en grado de tentativa.

(I)

TE RECOMENDAMOS