El supuesto dedo pulgar de un pie humano, semienterrado en el barro, generó una increíble movilización policial de horas en la ciudad de Wilaton, Reino Unido, donde siete patrullas, un montón de oficiales, perros y dos detectives coparon la escena del hecho que terminó en risa, publica RT.

Una mujer llamó a la Policía tras encontrar lo que parecía evidencia de un cuerpo humano enterrado del que asomaba esa parte de la extremidad inferior. Antes le había tomado una foto y la enseñó a otras personas que convinieron en que, efectivamente, se trataba de un dedo.

Kati Wilkinson, que paseaba con su perro cuando se topó con el hallazgo, llevó a los agentes al sitio y enseguida comenzó el despliegue de seguridad. Los detectives estuvieron buscando dos horas en la oscuridad para, al final, descubrir que el supuesto dedo era una papa.

"Uno de los sargentos se acercó a mí y me dijo: ‘¿es este tu dedo del pie?’. Extendió su mano y le mostró a Katie una papa. ‘Él no podía creer que había perdido tanto tiempo por una papa”, comentó la mujer”. Ella dijo sentirse mal por su equivocación, pero la Policía le agradeció en un comunicado por la denuncia y reportar un hecho sospechoso. (I)

TE RECOMENDAMOS