curanderas sudafricanas
Una curandera sudafricana atiende a sus clientes por video llamadas. La pandemia cambió la forma de comunicación en todo el mundo. / Foto: AFP / Guillem Sartorio.

La tecnología llegó, incluso, a las curanderas sudafricanas. La pandemia del coronavirus alejó a los consultantes de las tradicionales "sangomas", como cuenta la agencia AFP. Vía teléfono celular, y usando video llamadas, las consejeras atienden a sus pacientes y les proveen cura y consejo.

El término sangomas es de origen zulú y designa no solo a las que son curanderas sudafricanas, sino que además fungen como consejeras de paz. "Ayudan a los conflictos entre familia, traducen el significado de los sueños y o para solucionar problemas de decisión", señalan.

Uno de los casos más resaltantes es el de Malatji, una curandera de 37 años. "Antes de la pandemia era bastante reacia a la tecnología", contó la mujer que tiene ahora cuentas en redes sociales. Incluso, el uso de los teléfonos móviles la acercó a clientes en sitios tan lejanos como Sri Lanka, Italia o los Emiratos Árabes Unidos.

Aunque muchas sangomas de la nueva generación se sirven de la tecnología, las más tradicionales se niegan a ceder. "Prefiero las mascarillas y el desinfectante en gel antes que las pantallas", dijo Gogo Molahlegi, de 66 años. La pandemia cambió el mundo y es necesaria la adaptación a los sistemas que mantienen la distancia. (I)

Alumna graba a profesor en escena erótica con su esposa al terminar clases virtuales por Zoom (VIDEO)

 

TE RECOMENDAMOS