Una joven de 23 años, de Argentina, vivió una situación de terror cuando se dio cuenta de que el conductor del Uber donde iba quería abusar sexualmente de ella.  

Todo iba normal hasta que la mujer, que es cadete de policía, notó que el conductor tomó un desvió brusco de la ruta habitual que lleva hasta la Escuela de Policía Julio Dantas.   

En ese momento atinó a enviar a su novio un mensaje vía WhatsApp “Jorge, el Uber me está secuestrando”, reseña Diario 26

Luego del desvío, el taxista identificado como Juan Ramón Ormachea de 26 años, comenzó a acosarla sexualmente diciéndole lo bueno que era para el sexo oral.  

Sin pensarlo dos veces la mujer pidió al hombre que detuviera el auto para bajarse, pero no espero la respuesta, decidió lanzarle de una vez del auto en movimiento para salvar su vida.  

A pesar del duro golpe, consiguió levantarse y correr hasta una estación de servicio cercana donde pidió auxilio.  

Afortunadamente, el aberrado sexual fue detenido y acusado de “rapto agravado por fines sexuales”.  

(I)

Lea también

TE RECOMENDAMOS