Simplemente inaudito. Las autoridades colombianas recuperaron 3.493 aletas de tiburón y 117 kilos de vejigas natatorias de pez en el aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá que iban a ser enviadas a Hong Kong (China), informó este viernes 24 de septiembre la Alcaldía de la capital.

El material iba embalado en diez cajas que iban a ser exportadas de manera ilegal y se movilizó como una encomienda por el muelle de carga del aeropuerto, según un comunicado de la Secretaría de Medioambiente de Bogotá.

"En las últimas horas se incautaron estas aletas de tiburón y vejigas de pez que provenían del Valle del Cauca, y su destino final era Hong Kong", aseguró la secretaria de Ambiente de Bogotá, Carolina Urrutia.

Las autoridades calculan que para conseguir esa cantidad de aletas debieron ser sacrificados entre 900 y 1.000 tiburones de diferentes especies con tamaños entre uno y cinco metros de longitud "ocasionando un daño ambiental irreparable para los ecosistemas acuáticos del territorio colombiano".

La Secretaría del Medioambiente de Bogotá mostró las aletas de tiburón incautadas en Bogotá (Colombia). Foto: EFE/ Secretaría Medioambiente

¿Encomienda?

Las cajas llegaron "solas en una encomienda" y fue la empresa de transporte quien "inicialmente alertó a las autoridades", dijo la secretaria.

Se ha determinado que cinco de los diez bultos recuperados tenían en su interior vejigas de pez, que se está estudiando a qué especies pertenecen, y las otras cinco tenían aletas de tiburón, y en ningún caso llevaban los papeles necesarios para ser transportadas.

"Estas encomiendas no contaban con las autorizaciones necesarias. Por supuesto, estas incautaciones nos causan mucha indignación, muy probablemente provenían de procesos de pesca ilegal y este altísimo volumen de aletas de tiburón nos generan mucha preocupación", subrayó la secretaria.

Las aletas de tiburón y vejigas de pez provenían del Valle del Cauca y su destino final era Hong Kong Foto: EFE/ Secretaría Medioambiente

El Gobierno prohíbe cualquier comercialización y procesamiento de tiburones, rayas marinas y quimeras en Colombia, especies que son apreciadas en otras partes del mundo.

Hong Kong, donde la ley penaliza la importación, exportación o procesamiento de especies amenazadas sin licencia con hasta 10 años de cárcel y una multa de hasta 1,29 millones de dólares, es un lugar de tránsito clave del tráfico ilegal de animales.


(I)
Lea también:

TE RECOMENDAMOS