La conductora del programa El gordo y la flaca, Lili Estefan, parece haber encontrado la paz que necesitaba desde que anunció la polémica separación de su esposo en septiembre de 2017. Ahora "la flaca" sorprendió a su compañero Raúl de Molina al hablarle se su supuesta boda en marzo.

El pasado lunes 8 de febrero Raúl le recordó a Lili que se acercaba el Día de los Enamorados por lo que no vaciló en preguntarle si se cazaba pronto. "Lili, ya llega el Día de los enamorados. ¿Por fin te casas para marzo o no?", dijo el conductor del programa de Univision. Al mismo tiempo agregó que ya estaba haciendo dieta para verse en forma el día del evento. Sin embargo, Estefan le respondió claramente y entre risas que no había boda. "Raúl, en ningún momento dijeron que mi boda era en marzo".

Lili le recordó a "el gordo" que la predicción decía que conocería a alguien en marzo. Con este comentario la presentadora se refería a la predicción que hizo el Brujo Mayor a principios de año para algunos famosos. El vidente predijo que Lili anunciaría un nuevo romance en marzo y que se casaría a finales de 2021 o principios de 2022, así lo reseña La Opinión.

La cubana firmó los papeles de divorcio en enero de 2020 después de la polémica separación de Lorenzo Luaces, quien fue su esposo durante 28 años. Fue la presentadora quien hizo el anuncio durante el programa que ella misma conduce, ya que su pareja le había sido infiel. "A mí la vida me cambió en septiembre 11 de 2017", confesó durante una entrevista con la venezolana Chiquinquirá Delgado.

(E)

TE RECOMENDAMOS