La australiana Jessica Fox entró a la historia de los Juegos Olímpicos, en Tokio 2020, por varios logros deportivos en su disciplina. Es la primera atleta en toda la historia en conseguir una medalla en dos deportes acuáticos con embarcaciones diferentes: Kayak y Canoa. Pero además, hay que resaltar que uno de sus instrumentos se había roto y fue reparado con un preservativo.

El hecho curioso del preservativo fue publicado por la misma atleta en las historias de sus redes sociales. Durante la prueba de Kayak, categoría K-1, la pequeña embarcación sufrió un daño en la punta. Entonces, su equipo hizo una mezcla de carbono que, con el tiempo necesario, hubiese sido suficiente. Pero como debía saltar pronto al agua, la mezcla se reforzó con un preservativo. El video de la reparación del Kayak fue compartido en Twitter por Historias Olímpicas.

 

El jueves 29 de julio, la australiana regresó al agua, pero esta vez a bordo de una canoa. En esta prueba consiguió el máximo honor del deporte olímpico con la medalla de oro.

(D)

Lea también

TE RECOMENDAMOS