Un ecuatoriano genera al día 0,86 kilogramos de basura, según publicación de Plan V a mediados de 2020. Foto: Matthew Gollop/Pixabay

¿Conoces de qué hablan cuando se refieren a la ley de las tres erres (3R) ecológicas? Esta es una regla para cuidar el medio ambiente, específicamente para reducir el volumen de residuos o basura generada.

Las tres erres son reducir, reutilizar y reciclar. “En pocas palabras, las 3R te ayudan a tirar menos basura, ahorrar dinero y ser un consumidor más responsable, así reduciendo tu huella de carbono. Y lo mejor de todo es que es muy fácil de seguir, ya que solo tiene tres pasos”, dice Responsabilidad Social Empresarial y Sustemtabilidad.

Las 3R ecológicas, dice Plastiflan, pretenden desarrollar hábitos de consumo responsable, incitando a botar menos basura, ahorrar dinero y ser un consumidor más solidario con el ambiente.

De esta manera explican la primera erre: Reducir. “Si reducimos el consumo, disminuimos el impacto en el medio ambiente. Esta R está mayormente ligada a la concientización y la educación.

Debemos tratar de reducir, lo más que podamos, la compra de los productos de mayor consumo, ya que esto tiene relación directa con los residuos y la basura, y a la vez también representa una diferencia en nuestra economía. Por ejemplo, en vez de comprar 6 envases pequeños de una bebida, podrías conseguir una o dos grandes, teniendo la misma cantidad de producto pero menos envases, evita pedir bolsas en los supermercados a menos que sea necesario, entre otras acciones”.

Generar conciencia a favor de la vida y del planeta comienza en casa. Foto: anncapictures /Pixabay

La segunda erre la describe así el Instituto Nacional de Ecología de México: Reutilizar. “Es otra de las actitudes que necesitamos poner en práctica para disminuir la contaminación y dejar de degradar el ambiente. Es necesario utilizar al máximo las cosas que ya tenemos, sin necesidad de tirarlas o destruirlas, es decir; alargar la vida de cada producto".

¿Cómo reutilizamos?

Aconseja desde Galicia (España) Sogama: usando  trapos de cocina en lugar de rollos de papel, y pañuelos de algodón en lugar de su versión en papel, optando por vasos, platos y tazas de loza o cristal, evitando el uso de desechables, llevando de casa la bolsa o el carrito de la compra, evitando utilizar una nueva bolsa de plástico cada vez, aprovechando al máximo el papel, usando siempre las dos caras de las hojas y reutilizando las impresas por una y/o empleando pilas recargables.

El símbolo de reciclaje es un signo internacional que se usa para informar que un producto ha sido hecho con material reciclado o reciclable. Foto: Shirley Hirst/Pixabay

La más conocida, quizás, de las 3R es la de Reciclar. “Esta R ecológica representa el proceso elemental en el que se aprovecha el material del que está hecho un determinado producto para convertirlo en otra cosa. El reciclaje es una de las actividades cotidianas más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo ya que no solo tiene sentido desde el punto de vista ambiental, sino también desde el punto de vista económico pues, al reciclar estamos ahorrando materias primas y energía en su elaboración”, precisa Plastiflan.

Sobre la mirada que hay en Ecuador sobre el reciclaje lee lo divulgado en junio de 2020 por Plan V: “Un ecuatoriano genera al día 0,86 kilogramos de basura.  (…) Según cifras del Inec, el 96% de la basura se entierra y solo se recicla el 4%. De lo que se entierra, el 66,5% es orgánico y el 33,5% restante corresponde a desechos inorgánicos que clasificados adecuadamente pueden ser reciclados en su mayoría. Pero al final del día, todo se bota”.

No es tarde para replicar las 3R. Generar conciencia a favor de la vida y del planeta comienza en casa.

(I)

Lea también:

TE RECOMENDAMOS