Un veterano de la Guerra de Vietnam estaba internado en el centro de salud Raymond G. Murphy Veterans Affairs Medical Center, ubicado en Nuevo México, y solo tenía un deseo, encontrarse con su perrito llamado Patch, que lo había dejado en un centro de cuidados de mascotas en Albuquerque porque ya no podía cuidarlo.

Es el caso de John Vincent, un hombre de 69 años a quien los médicos le daban poco tiempo de vida. Por eso si su deseo podía ser cumplido, tenía que ser de inmediato. Fue entonces un trabajador de la clínica el que hizo posible la reunión del perrito con su amo y consiguió darle esa última alegría a una persona que ya iba a dejar este plano.

Danny Nevarez, director del departamento de animales donde estaba Patch, se enteró de la situación y no dudó ni un momento en ayudar a que el hombre tuviera esa última alegría. De inmediato movilizó a su equipo para que John viera a su mascota.

Danny fue en un carro con Patch y comenta que el perrito siempre estuvo tranquilo, pero al acercarse al hospital, este se puso en dos patas en la ventana del vehículo y empezó a gemir y llorar. Era como si supiera que se encontraría con su amo. Y así sucedió, como indicó Today.

Foto: Twitter @shanejjames

Se encontraron en cuidados paliativos y cuando John vio al animalito comenzó a llorar sin parar. Lo sostuvo en sus brazos y lo recostó en su pecho durante horas. Su último suspiro era de felicidad junto a su mascota.(I)

Leer también

TE RECOMENDAMOS