Noticias

1 May 2021 21:02
Adolescente española tose cada tres segundos desde que le dio Covid-19 hace seis meses (VIDEO)
Verena García tiene 16 años, es de Murcia (España) y le dio Covid-19 en octubre de 2020. Foto: Captura de pantalla video Twitter La Vanguardia.

Es difícil de creer. En España, una adolescente llamada Verena García, tose cada tres segundos durante todo el día. Todo apunta a que es una secuela del Covid-19, pues desde el 27 de octubre, día en el que le detectaron el virus, la menor no ha dejado de toser.

Además de lo molesto que esta situación representa para su día a día, Verena contó al Diario La Verdad de Murcia, que sufre de mareos  y perdió parte de su capacidad auditiva y visual, además tiene ansiedad.

Verena hace sus actividades tosiendo, incluso tose cuando come. "Yo me he propuesto que aunque sean tres horas para comer, yo voy a comer", contó. Su condición solo para cuando duerme. Todo esto lo contó en una entrevista para un noticiero de Antena 3, en donde, por supuesto, tosió todo el rato.

A pesar de que su caso ha sido revisado por varios médicos, aún no hay un diagnóstico claro por lo que no puede recibir un tratamiento.  "Todos los médicos nos mandan a casa sin proponer pruebas ni exploraciones", dijo a La Verdad.

Las secuelas del Covid-19

Verena se contagió de Covid-19 por un brote en su colegio; le dio fiebre y tos, incluso se desmayó. Al inicio tosía sangre. "Yo creo que mi garganta ha hecho callo y ya no toso sangre", cuenta. Además, no acude a clases presenciales, las ve a través de internet... esto a pesar de que le propusieron dejar el curso. Ahora Verena está a la espera de un examen neurológico para saber si se trata de un "error" del cerebro, como ella mismo contó. Los médicos han descartado que se trate de una alergia o un tip nervioso.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Diario ABC (@abc_diario)

Para este lunes 3 de mayo, un equipo de especialistas tratará su caso. La menor tiene anticuerpos contra el Covid-19 por lo cual la vacuna contra el virus no es una opción.

Pese a todo, Verena no deja de sonreír y contagiar de positivismo a todos los que se sorprenden de su rara condición.