En Guayaquil, un hombre secuestró a su jefe porque este supuestamente le debía $ 3,800 por servicios prestados. Amigos y familiares del secuestrado, un empresario oriundo de Babahoyo, denunciaron el caso a la Policía.

De inmediato, agentes de la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase) realizaron un operativo de rescate y detuvieron a dos hombres y a una mujer que fueron llevados a la Fiscalía. Uno de ellos trabajaba para la víctima.

Los detenidos habrían citaron a los familiares del empresario al sector Samanes, en el norte de Guayaquil,  para intercambiar el dinero por la víctima. Fue allí cuando los policías detuvieron a los captores y rescataron al empresario, quien habría sido retenida en un hotel del centro de la ciudad.

"Se habían contactado con un familiar por llamadas telefónicas exigiéndole el dinero para ponerlo en libertad", manifestó Alejandro Jarrín, agente de la Unase a Ecuavisa. "Lo iban a mantener detenido e iban a atentar contra su vida", explicó también el uniformado.

El afectado reconoció a sus captores en las instalaciones de la Fiscalía y a pesar de que los capturaron en delito flagrante fueron liberados por un orden de un juez quien les dictó medidas sustitutivas que incluyen la presentación periódica ante un juez y la prohibición de la salida del país.

¿Qué son las medidas sustitutivas?

Las medidas sustitutivas tienen como objetivo asegurar la presencia del imputado durante todo el proceso hasta el final del mismo. Se aplican en delitos denominados leves.

(I)

TE RECOMENDAMOS