Foto: Capture video Twitter @sanchezmendieta

"Un trabajo de hormigas", así define la unidad antidrogas de la Policía Nacional el modus operandi de la red de tráfico de drogas desarticulada en cuatro provincias: Pichincha, Guayas, Tungurahua y Santo Domingo de los Tsáchilas, la cual utilizaba el envío de sustancias sujetas a fiscalización a través de encomiendas. Hay 9 personas detenidas.

El coronel Yuri Narváez, jefe de Investigación Antidrogas de la Zona 9 DMQ, informó este viernes 24 de septiembre en rueda de prensa que la red importaba la droga desde Colombia, la ingresaba a Quito y Guayaquil, donde la sustancia era distribuida en pequeñas dosis para luego ocultarla en artefactos, paqueterías o encomiendas para ser enviadas a través de los diferentes aeropuertos y puertos marítimos hacia los mercados de consumo internacional.

"Las grandes cantidades de drogas (que llegaban a las dos ciudades) son distribuidas en pequeñas dosis a fin de evitar los constantes y el sinnúmero de controles policiales que tenemos en los diferentes puertos, aeropuertos y fronteras del país", dijo el coronel Narváez.

Explicó que este es el mismo modus operandi que se realizaba con las personas llamadas "mulas". "En este caso ya no se utiliza a las personas sino se usan las encomiendas que son enviadas a través de las agencias de courier en el país, un trabajo de hormigas". Señala el funcionario que "mientras más cantidad de encomiendas enviaba se evitaba los continuos controles que se ejecutan tanto a la salida de Ecuador como al ingreso de los países destino de Europa, entre ellos España e Italia.

En redes sociales difundieron videos del momentos en que se logró la aprehensión de los integrantes de la red de tráfico de sustancias estupefacientes, en los allanamientos realizados en las provincias. (I) 

Lea también:

TE RECOMENDAMOS