Al decidir tener una mascota o animal de compañía no solo estás ganando un amigo fiel sino también más responsabilidades y es que debes tener ciertos cuidados para proteger a tu amigo de cuatro patas sobre todo porque existen ciertos alimentos y sustancias que pueden resultar muy peligrosas al punto de provocar una intoxicación o envenenamiento.

La Unidad de Bienestar Animal informa que la intoxicación es un problema común por lo que se deben tomar medidas para evitarlo y además resaltan sobre lo que se debe y no hacer en caso de que un perrito o gatito haya consumido algún alimento nocivo para su salud.

Indican que existen tres formar en las que un animal de compañía puede intoxicarse. Vía cutánea: cuando el veneno entra en contacto con la piel del animal, vía respiratoria: cuando la sustancia tóxica es inhalada por la mascota y vía oral: cuando la sustancia tóxica es ingerida por la mascota, explica en su cuenta de Instagram.

El organismo también expone que entre las sustancias más tóxicas para las mascotas se encuentran:

  • Paracetamol.
  • Ibuprofeno.
  • Aspirina.
  • Herbicidas.
  • Raticidas.
  • Marihuana.
  • Cocaína.
  • Alcohol.
  • Gasolina.
  • Pintura.
  • Cloro.
  • Lejía.
  • Aceite.
  • Cebollas.
  • Ajo.
  • Chocolate.
  • Uvas.

¿Qué hacer en caso de envenenamiento o intoxicación?

En caso de que tu perrito o gatito presente alguna intoxicación o envenenamiento, lo primero que debes hacer es mantener la calma para que puedas ayudar mejor a las mascotas, así lo explica Carolina, médico veterinario de Bienestar Animal.

La veterinaria alertó que la intoxicación es un problema muy común sobre todo en los gatos porque son muy curiosos. Explicó que entre los síntomas de intoxicación están jadeos, fatiga, vómitos y diarrea ambos puedes ser con sangre o sin ella.

"Los principales síntomas generales cuando nuestro perro se envenena es que va a sentir fatiga, va a tener jadeos fuertes y rápidos, va a tener babeo o salivación excesiva sin motivo aparente. Muchas veces tienen diarrea puede ser con sangre o sin sangre. Van a sentirse desorientados, van a tener vómitos que también puede ser con sangre o sin sangre, van a tener convulsiones o espasmos musculares, van a tener las pupilas dilatadas y los ojos van a estar enrojecidos. En la pancita de los gatos puede que salga algún tipo de salpullido o hematomas, van a tener hemorragias por orificios puede ser por la nariz, por el ano o los oídos, esta parte de las hemorragias ocurren cuando ingieren venenos que son anticoagulantes y estos hematomas suelen salir 36 horas después de que el animal ingirió el veneno", indicó en un video compartido por Bienestar Animal.

La especialista resaltó que una vez que el perrito o gatito presenten síntomas se debe evitar medicarlo con medicina de consumo humano, alertó que está totalmente contraindicado, al igual que darle aceite en caso de que haya ingerido el veneno.

Si es un veneno que el perro o gato inhaló lo mejor es llevarlo a un espacio abierto y luego llevarlo al veterinario. Carolina indica que si el veneno estuvo en contacto con la piel lo mejor es bañarlo con abundante agua y jabón hasta estar seguros de que no queden residuos de la sustancia tóxica. En caso de que haya sido un gato, asegurarse de que no se vaya a lamer para no ingerir del veneno y llevarlo al veterinario. Si el veneno estuvo en contacto con los ojos lavar con abundante agua, recomienda aplicar lágrimas artificiales y dirigirse el médico veterinario.

La veterinaria precisa que si el perrito o gatito ingirió un veneno que no es corrosivo se le debe inducir el vómito. "La mejor manera de hacerlo es una cucharada de sal y un cuarto de agua, mientras el animal está despierto si está inconsciente no se le puede administrar nada, si está despierto se le puede dar con una jeringa la sal con el agua o colocarle sal en el paladar, si esto no funciona a la primera, después de 15 minutos lo pueden volver a hacer".

El carbón activado también funciona para provocar el vómito. “Los que tenemos animales en casa siempre debemos tener un sobre de carbón activado en caso de no tenerlo podemos simular el carbón activado. El carbón activado va absorber las sustancias tóxicas que el animal haya ingerido y esté en el estómago. ¿Cómo podemos simular el carbón? Tomamos pan y lo quemamos en la hornilla, cuando esté bien quemadito lo vamos a mojar con agua y con una jeringa le vamos a dar por la comisura de la boca despacio, esto nos dará tiempo de llegar al veterinario ya que el pan quemado nos ayudará a que el veneno sea absorbido y no cause mayor daño", precisó.

La especialista aclara que estas recomendaciones son medidas de primera instancia y en ningún momento sustituyen la atención médica por lo que en cualquier caso los animales de compañía deben ser llevados al centro veterinario más cercano.

(I)

Lea también:

 

TE RECOMENDAMOS