Desde el momento que se ingresa a su perfil de Instagram es notorio que Julijonas Urbonas, no es un hombre que pasa desapercibido. Su foto de perfil es extrovertida y pareciera querer expresar un mensaje. Además, su biografía deja data de lo genio que es. Sin embargo, por lo que más resalta en la actualidad es por dos inventos revolucionarios que generan curiosidad e intriga: la montaña rusa de la eutanasia y la máquina orgásmica.

Artista, diseñador, investigador, ingeniero y hasta fundador de la agencia espacial de Lituania. Estas son las descripciones de su perfil que resaltan como una especie de resumen curricular sobre los títulos que soportan sus más reconocidas creaciones. Nació hace 40 años, precisamente en Lituania, y cuando conozcan estos dos inventos de Urbonas sabrán que, aunque polémicos, son realmente interesantes. Aparte que para lograr el simple concepto se necesitan de estas mentes brillantes que no son comunes en la Tierra.

 

¿Montaña rusa de la eutanasia?

¿A qué se refieren cuándo hablan de la montaña rusa de la eutanasia? Desde el momento que leemos esta frase separamos dos conceptos que parecieran no tener relación alguna. No obstante, Julijonas logró unirlos con este invento que solo ha sido fabricado a escala miniatura. Pero que según su ciencia es realmente efectiva.

Tal y como lo explica Esther Trula en Magnet.com, esta montaña rusa que Urbonas diseñó tiene la altura necesaria y alcanza la velocidad perfecta para provocar una "hipoxia cerebral prolongada". Es decir, corta el suministro de oxígeno en el cerebro por completo. Entonces, gracias a su proceso repetitivo, esta "atracción" aseguraría tu muerte tras someter a tu cuerpo a situaciones extremas que ni un piloto de avión de guerra o astronauta soportaría.

El diseño de Julijonas explica que la altura de la montaña rusa de la eutanasia es de 510 metros. Esta altura ya supera por más de tres veces a la más grande fabricada en el entretenimiento: la Kingda Ka en New Jersey que tiene 139 metros.

La montaña rusa de la eutanasia hace un recorrido de 7.5 kilómetros en solo 3 minutos y 20 segundos. Se realizan de forma circular subiendo a la altura mencionada y a una velocidad que supera los 336 km/h. Todo este proceso produce lo que la misma Esther llama "fuerza concéntrica" (centrifugación) de 10G.

Los pilotos profesionales de aviones, en sus pruebas finales, son sometidos a pruebas de centrifugación, pero lo máximo a lo que llegan es a 6G. La idea del ingeniero y diseñador no ha sido fabricada. Pero alguien en Internet realizó una ilustración digital de cómo funcionaría este artefacto.

Máquina de orgasmos

Otro de los poco convencionales inventos de Julijonas Urbonas tiene como base la fuerza centrífuga. Pero este, en lugar de quitarte la vida de forma sublime, te asegura un intenso orgasmo. El portal del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) informa que esta máquina orgásmica se llama Cumspin.

Al exponer a los participantes a fuerzas gravitacionales variables, puede controlar la cantidad de sangre que va hacia las partes inferiores de las personas. Esto intensifica las sensaciones del cuerpo que por la misma prueba giratoria, estaría perdiendo poco oxígeno en el cerebro.

Es decir, con esta cápsula el cuerpo experimenta los procesos y sensaciones que generan un orgasmo, sin la necesidad de practicar sexo.

(I)

Lea también

TE RECOMENDAMOS