A solo segundos de llegar el tren, un joven ebrio se sentó en el borde de las vías en la estación del Metro de Madrid y un policía nacional que lo observó, logró retirarlo a tiempo para salvarle la vida a la media noche del martes, publica La Vanguardia.

El oficial declaró a la televisión  local que gritó al hombre para que se apartara, pero no le hizo caso. «Llegué justo a tiempo para tirar de su cuerpo y evitar que le arrollase por unos ocho o nueve segundos», dijo el funcionario que había salido de su turno e iba a tomar el metro camino a su casa.

El ahora héroe cuenta que mientras llegaba vio algo extraño al otro lado de la estación. Era el chico que caminaba peligrosamente muy cerca al borde de la plataforma y, debido a su estado, con mucho riesgo de caer, cuando de pronto, se sentó en la vía.

En el video grabado por las cámaras  del suburbano se observa al agente correr por un largo trecho logrando llegar a tiempo para halar al joven hacia la plataforma. Unos segundos después aparece el convoy que entra a la estación de Carabanchel. (I)