El plan en primera fase reactivará los talleres. Foto: Cortesía

El impulso a la economía del sector automotriz, siguiendo estrictas normas de calidad y bioseguridad, es uno de los objetivos que Kia Motors se ha propuesto para la reactivación del sector. Esta propuesta tiene la finalidad de salvaguardar la salud de los clientes y colaboradores, además de hacerle frente a los problemas colaterales causados por la COVID-19.

Kia Motors promueve el plan piloto para la reactivación del sector automotriz, el cual permite el inicio de actividades al cumplir con las normas de bioseguridad en todas las áreas talleres, venta y otros servicios.

Los primeros usuarios de este servicio fueron los vehículos que se encontraban en la primera línea de la emergencia sanitaria que necesitaban asistencia. Más de 150 empresas del sector se han unido y se espera que alrededor de 15 000 empleos se reactiven con la puesta en práctica de este plan.

En principio, se reactivarán los servicios de talleres y repuestos de la marca en todo el país. Paulatinamente, y con los resultados positivos obtenidos con este plan, se reactivará los demás servicios de la marca.

Además, como parte del servicio integral que se brinda al cliente para evitar el contacto y que prevalezca el distanciamiento social, la marca ha implementado la campaña Kia Todo online. En este proyecto, los usuarios podrán acceder a todos los servicios mediante la aplicación Mi Kia, llamada telefónica o la página web. (PR)