SpaceX Falcon 9. Cortesía.

El pasado domingo salió desde el Centro Espacial de Kennedy, en Florida, el Falcon 9 número 100 de la empresa SpaceX. Su destino: la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). Mientras que el propósito fue llevar a los astronautas que se encuentran en la órbita de la Tierra, sus regalos de Navidad. Además de material para desarrollar cinco investigaciones científicas.

El viaje duró aproximadamente 48 horas y finalmente la capsula de SpaceX se acopló con la ISS. Una de las novedades de este nuevo equipo, según lo explica Daily Mail, es que no necesita de la ayuda de la estación para engranar con el puerto. Lo hace de forma independiente y programada.

La nave espacial coincide con otra capsula que ya se encuentra en la órbita del planeta, y que había llevado otro material hacia la ISS. Esta otra también pertenece a SpaceX. Es la primera vez que coinciden dos de estos aparatos de la empresa privada en el espacio. "Dragones dondequiera que mires", dijo Kenny Todd, subdirector del programa de la estación espacial de la NASA.

Además de los regalos de Navidad de los astronautas que habitan momentáneamente la estación espacial, hay equipos para desarrollar investigaciones. La gran mayoría de ellas apuntan a la salud de los tripulantes en el espacio. Conocer como reaccionan ante los largos períodos fuera de nuestra atmósfera, para poder los resultados en futuras misiones hacia el espacio profundo. (I)

 

TE RECOMENDAMOS