Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo desarrollar enfermedades graves y muerte al ser contagiadas con la COVID-19, según indica la Secretaría de Salud de Quito. Hasta el 3 de mayo pasado, el 49% de las personas contagiadas de la COVID-19 en Quito corresponde a mujeres. Este porcentaje, aunque con una leve diferencia, refleja que los hombres continúan siendo los más afectados por este mortal virus.

Sin embargo, las mujeres embarazadas continúan en el rango de la población más vulnerable ante la COVID-19, esto debido a que pueden presentar complicaciones respiratorias graves.

“Una a tres de cada mil embarazada con la COVID-19 tienen más probabilidad de necesitar la unidad de cuidados intensivos (UCI) o riesgo de parto prematuro y muerte fetal”, asegura la epidemióloga Sara Rodríguez, en nota de prensa de la Secretaría de Salud.

La experta explica que aún no hay investigaciones que demuestren la seguridad de la vacuna contra la COVID-19 en mujeres embarazadas. Por tanto, el Ministerio de Salud Pública (MSP), durante las jornadas de vacunación en Quito, no permite la inoculación en estado de gestación. (I)

TE RECOMENDAMOS