Adriana Coronel prepara el tradicional rompope. Los entrega a domicilio. Foto: Cortesía

Muchos emprendimientos ya ofertan  una variedad de opciones como el infaltable relleno navideño, dulces, rompope y hasta esferas de Navidad personalizadas. Muchos lo hacen en redes sociales, reseña Diario El Universo.

Sin embargo, todos estos negocios algo en común: tienen su mirada puesta en diciembre. Una de las emprendedoras que está a la expectativa es Alejandra Vargas. Ella aún recuerda el ajetreo que solía tener en noviembre del año anterior en Guayaquil. En ese entonces estaba concentrada en realizar sus manualidades y preparar talleres navideños; dice que incluso le faltaba tiempo.

Este año el panorama no pinta igual. En comparación con 2019, desde marzo de este año sus ventas cayeron en un 70 %. Su fuerte ingreso provenía de festividades como cumpleaños, bautizos, Día del Niño, entre otras. La pandemia hizo que muchas de estas celebraciones se minimizaran.

Alejandra pone sus esperanzas en diciembre, para cerrar el año con "algo" de ingresos. Ahora oferta tarjetas personalizadas, tejidos y hasta almohadas temáticas.Trabajan con entregas a domicilio. Además espera realizar un taller navideño virtual para niños.

Alejandra Vargas se ha dedicado a la elaboración de manualidades durante tres años. Foto: Cortesía

Por su parte, María Beatriz Farfán se dedica a la venta de copas mexicanas, lasañas y mousse de atún, en Portoviejo. Ahora incluyó su relleno navideño. "Yo hacía (en 2019) hasta 15 libras de condumio en un fin de semana y en Navidad incrementaba", recuerda Farfán, quien registra el 10 % menos de ingresos a comparación con el año anterior.

La manabita aspira a cerrar el año con el mismo nivel del 2019. "Diciembre es la fecha rentable y para mí es muy importante y trataré de sacarle mucho provecho", menciona.

Otro de los emprendimientos es que sostiene que Adriana Coronel, quien también tenía planificado proyectos en Guayaquil. Ella pretendía agregar más productos como el licor de menta, manjar, coco y no solo promocionar el tradicional rompope.

Aunque su idea no se realizó, cree que le va a ir muy bien con su rompope. "Sí me va a ir bien, tengo muchas esperanzas", menciona. (I)

TE RECOMENDAMOS