Por homicidio fue llevada ante la justicia en Estados Unidos la madre de dos niñas de 9 y 7 años cuyos cuerpos sin vida fueron hallados en junio en un canal en Lauderhill (sureste de Florida). La mujer fue detenida como presunta responsable de sus muertes, informaron  medios locales.

Tinessa Hogan, de 36 años y madre de Destiny Hogan, de 9 años, y Daysha Hogan, de 7, ya venía siendo   investigada y quedó detenida a mitad de semana, para  ser  acusada de dos homicidios en primer grado. Los cuerpos de las niñas flotaron y  fueron hallados el 22 de junio con horas de diferencia, uno de ellos en avanzado estado de descomposición, en un canal de Lauderhill, explica la agencia EFE.

Las víctimas: Destiny Hogan, de 9 años, y su hermana Daysha Hogan, de 7. Foto: Tomada de @RRamosWPLG

Las dos hermanitas nunca fueron reportadas como desaparecidas por su madre, dijo la Policía. La última vez que Hogan fue vista por los vecinos, estaba dentro del canal, donde se recuperaron los cuerpos, con una Biblia  preguntándole a las personas que pasaban por el lugar si querían ser "bautizados".

La comunidad está conmovida por este doble homicidio y se muestra sorprendida por la manera en la que siguió actuando Tinessa Hogan. Medios locales dicen que “se fue de la comunidad donde residía, que quedaba cerca de dicho canal, tras el crimen”.

Tinessa Hogan nadaba en el canal con una Biblia antes de que se encontraran los cuerpos. Foto: Tomada de @MiamiHerald
La prensa ha seguido el caso en Florida. Foto: Tomada de @RRamosWPLG

 

(I)

Lea también:

Niño de dos años murió en la Isla Trinitaria en el sur de Guayaquil luego de probar un chupete que le regaló un desconocido

Esta era Stella, la niña hallada muerta por su padre bombero en el edificio de Miami-Dade

TE RECOMENDAMOS