Con el objetivo de apoyar a los artistas, que en medio de la pandemia por coronavirus han debido limitar sus actividades con público, en Quito se inauguró la galería The Collector’s Club.

Según indica la misma organización, se trata de un espacio que busca “sostener al sector artístico” para la realización de diversas exhibiciones. La galería acogerá a artistas plásticos y visuales que así lo requieran, con un plus que les permita visibilizarse.

A pesar de que muchos espacios culturales ya han abierto sus puertas al público nuevamente, este lugar busca ser accesible para exponer sus obras con un 0% de comisión en las ventas, esto debido a que forman parte de uno de los proyectos de la Fundación Santa Josefina.

Por otro lado, también trabajan de la mano con instituciones sociales y ambientales para promover reciclaje y a la reutilización de materiales.

“Con este espacio aportaremos de manera positiva a la reactivación cultural del país dando una esperanza a muchos artistas a nivel nacional”, destacó la galería en su presentación.

Su exposición inaugural cuenta con las obras del pintor Christian J. Bakker y su trabajo llamado Cromatismo Lírico. En estas representa “su forma de ver el mundo, la naturaleza y la gente desde su visión optimista y amorosa, pero sobre todo desde la felicidad que lo caracteriza”.

La muestra estará presente hasta el próximo 21 de noviembre y se la puede visitar en horario de lunes a sábado, entre 10:00 y 18:00. Está ubicada en el centro histórico de del valle de Cumbayá (av. Francisco de Orellana E2-32 y Salinas). (I)

TE RECOMENDAMOS