Volkswagen presentó su plan para transformar al Grupo en una empresa de movilidad impulsada por software con un fuerte enfoque en sus poderosas marcas y plataformas tecnológicas globales, proporcionando sinergias y escala, así como abriendo nuevos fondos de ganancias.

“Nos fijamos un objetivo estratégico para convertirnos en líderes del mercado mundial de vehículos eléctricos, y estamos bien encaminados. Ahora estamos estableciendo nuevos parámetros”, dijo el CEO Herbert Diess durante la presentación de NEW AUTO, la estrategia del Grupo hasta 2030.

Volkswagen Group está estableciendo nuevas prioridades para aprovechar las oportunidades que surgen de la era eléctrica y digital de la movilidad, con la sostenibilidad y la descarbonización como partes integrales de su nueva estrategia. Para 2030, el Grupo planea reducir su huella de carbono por automóvil en un 30% sobre su ciclo de vida (frente a 2018), de conformidad con el Acuerdo de París.

En el mismo período de tiempo, se espera que la proporción de vehículos eléctricos de batería aumente al 50%, mientras que en 2040, casi el 100% de todos los vehículos nuevos del Grupo en los principales mercados deberían ser de cero emisiones. A más tardar en 2050, el Grupo tiene la intención de operar de forma totalmente climáticamente neutra.

Se espera que los fondos comunes de ganancias e ingresos cambien gradualmente de los automóviles con motor de combustión interna (ICE) a los vehículos eléctricos de batería (BEV) y luego a software y servicios, impulsados ​​por la conducción autónoma. Se prevé que el mercado de ICE disminuirá en más de un 20% durante los próximos 10 años. Paralelamente, se prevé que los BEV crezcan rápidamente y superen a los ICE como tecnología líder.

Con un estimado de 1,2 billones de euros, para 2030, las ventas habilitadas por software podrían agregar alrededor de un tercio a las ventas esperadas de BEV e ICE, más del doble del mercado de movilidad general de alrededor de 2 billones de euros en la actualidad a 5 billones de euros proyectados. Se espera que la movilidad individual, basada en automóviles, represente todavía el 85% del mercado y del negocio de Volkswagen.

Volkswagen ya ha destinado 73.000 millones de euros para tecnologías futuras desde 2021 hasta 2025, lo que representa el 50% de las inversiones totales. Se incrementará aún más la proporción de inversiones en electrificación y digitalización.

El Grupo también continuará aumentando la eficiencia y está en camino de cumplir con su programa de reducción de costos fijos del 5% que estableció para los próximos dos años. Volkswagen también se comprometió a reducir los costos de materiales en otro 7% y está optimizando su negocio ICE con menos modelos, una cartera reducida de transmisiones ICE y una mejor combinación de precios.

La presentación de esta nueva estrategia se puede visualizar en la Plataforma de Youtube, bajo el nombre Group strategy #NewAuto. (PR)

Un Volkswagen Polo HB se sortea los lunes y viernes con la Lotería Nacional

El Volkswagen T-Cross fue el SUV más vendido en Latinoamérica en el 2020

 

TE RECOMENDAMOS